lunes, octubre 26, 2020
Primera DivisiónVenEx

El fulgurante inicio de Darwin Machís en el Futve

Darwin Machís en sus orígenes con Mineros de Guayana
238views

Darwin Machís se volvió tendencia en Twitter el lunes tras su gol frente a Real Madrid, el segundo que le marcaba esta temporada.

Se trata de un delantero que supo tener paciencia y encontrar su lugar en el difícil fútbol europeo. Salió de Tucupita siendo aún menor de edad para comenzar su aventura dentro del balompié en Venezuela.

En el año 2010, Machís viajó a Ciudad Guayana para enfrentar a Bolívar en una eliminatoria a los Juegos Nacionales defendiendo el uniforme de Delta Amacuro.

Darwin Machís con Mineros de Guayana

Como era de esperarse en el partido estaban presentes personas ligadas a Mineros viendo el partido. Al fin y al cabo varios de sus jugadores estaban con Bolívar.

Pero vaya sorpresa se llevaron al observar al delantero del rival. ¿Nombre? Darwin Machís. Le amargó la tarde a la defensa con su velocidad.

A partir de allí comenzaron los contactos y apenas semanas después se unió al equipo como jugador sub17. Al poco tiempo pasó a la sub20 y se cansó de hacer goles en el torneo de su categoría.

Dobletes, tripletes y hasta cuatro goles en un juego llegó a marcar cada fin de semana. La pregunta no era cómo había quedado Mineros, sino cuántos goles había marcado Machís.

 

El paso al profesional

Con la llegada del “jugador norma” y gracias a sus buenas actuaciones con las menores fue invitado a la pretemporada del primer equipo.

No la tuvo fácil, pero su velocidad y arranques explosivos convencieron a Carlos Maldonado de dejar de alinear a un juvenil como lateral y arriesgarse con un delantero. Apostó con cierto recelo y al final obtuvo el mejor premio.

Su momento llegó en la Copa Venezuela. Hacerle dos goles a Minasoro con una entrada explosiva en el mítico Héctor Thomas de El Callao fue suficiente para que su nombre resonara.

Repitió la dosis en la vuelta con par de tantos más. Incluso terminó goleador en ese torneo al marcar ocho dianas y además fue campeón. Mineros venció a Trujillanos en la final.

El gran baile de Machís y Herrera

Aragua y Caracas fueron los otros rivales a los que le marcó en la competencia. Ya allí escuchar el nombre de Darwin Machís se hacía cada vez más común.

“Me encanta”, decía Maldonado en las prácticas en Cachamay cuando preguntabas con Machís. Por supuesto tenía miedo que el “chamito” se le desinflara, lo quería llevar con calma, pero no pasó.

En el torneo local también comenzó a marcar goles importantes, como los que le hizo a Deportivo Táchira y que quizás sirvió para su “consagración”.

Zamora, Deportivo Petare y Yaracuyanos fueron otros de los rivales que recibieron goles en contra. Frente a los de San Felipe marcó su primer gol en Primera División.

Una sola temporada estuvo Machís en Mineros. Una que le bastó para llenar los ojos de Udinese que con solo 19 años de edad se lo llevó a Europa.

 

El inicio del difícil camino

Cuando a Machís le tocó viajar a Italia su familia lo fue a despedir al aeropuerto de Puerto Ordaz, fue un grupo pequeño. La ilusión la tenía a tope, tanto que le costaba hablar.

Esa explosividad y rapidez que mostraba en cancha se transformaba en una vida tranquila y de pocas palabras cuando estaba fuera de ellas.

“Bien”, “contento”, “feliz de ayudar al equipo” eran las palabras que más decía Darwin cuando era entrevistado. Le costaba mucho hablar, al final solo tenía 18 años de edad y asimilaba todo lo que vivía.

Se fue con una condecoración hecha por el entonces gobernador de la entidad, Francisco Rangel Gómez, gracias a sus buenas actuaciones con Mineros.

Este es el mapa de calor de Darwin Machís

No tuvo un camino de rosas en Europa, por el contrario le costó adaptarse. Aunque Udinese fue el que hizo los contactos, al final el contrato fue formado por Granada (mismos dueños).

Fue prestado a Portugal con Vitoria de Guimaraes, pero no la pasó bien. No tuvo esos minutos que estaba acostumbrado en Mineros, no era la figura del equipo.

Luego regresó a Granada, le tocó estar con el filial, algo que quizás no esperaba. Mineros lo tanteó para volver, él quería jugar, pero prefirió quedarse en España y luchar por un lugar.

Antes le tocó hacer buenas actuaciones con el filial, marcó 17 goles en 49 juegos en la Segunda B. Fue prestado al Hércules, Cádiz, Huesca en Segunda División, también jugó con Granada en esa categoría.

Machís seguía luchando por hacerse un lugar, pero lo tuvo cuesta arriba. Incluso estuvo una temporada con Udinese y como ha pasado con muchos venezolanos en Italia no pudo encontrar su lugar.

Pero eso no fue impedimento para seguir luchando.

View this post on Instagram

🤜🏽🤛🏽🤪😀🇻🇪

A post shared by Darwin Machis 🇻🇪 (@darwinmachis11) on

 

Su momento

Un nuevo contrato con Granada y un préstamo a Leganés para jugar Primera División se le presentaba como la oportunidad de mostrarse. Pero, equipo pequeño al fin, no eran muchas las ocasiones que lograba crear.

A pesar de ello marcó tres goles y el equipo logró la permanencia. Los nazaríes se dieron cuenta que era el momento de darle una oportunidad al ya no tan jovencito delantero de Tucupita.

Con el conjunto de Las Cármenes, en sus distintas idas y venidas, tiene 21 goles en 83 partidos. Machís se siente a gusto con ellos, se siente como en casa y con 27 años es su momento de mostrarse a pleno.

Darwin Machís, jugador del Granada CF

Ya tiene siete tantos en esta temporada, incluyendo el que le hizo a Real Madrid el lunes para ser el segundo que le hace en su carrera.

Sus buenas actuaciones con el equipo también le permitió ser llamado con regularidad por Rafael Dudamel a la selección nacional y tener brillantes actuaciones.

Ya no es el jovencito de pocas palabras que llegó a Ciudad Guayana desde Tucupita, es ahora un hombre con discurso fluido, con ideas firme y un entendimiento del juego que lo hizo encontrar su lugar en Granada y La Liga.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: