jueves, octubre 29, 2020
ColumnasVenEx

El Yangel de la alegría

Yangel Herrera Granada CF
404views

Los últimos no son los mejores días para muchos, creo que para la mayoría de todos los venezolanos. Los números de contagio por el COVID-19 se mantienen en un pico alto y ya se estima que en diciembre la pandemia se mantendrá galopando con cifras impublicables. La angustia de tratar de llenar el tanque de combustible, la falta de ingresos, la paralización de buena parte de los sectores productivos, no disfrutar de los servicios públicos básicos. La situación es desgastante.

Sin embargo, los venezolanos encontramos la forma siempre de mantener el ánimo, la alegría e incluso la esperanza, más allá de que el panorama cada vez pareciera ser más y más desolador. Hoy, en mi caso, en un día frustrante, encontré una alegría tremenda luego de ver el partido del debut del Granada en la campaña 2020-2021 de la liga española. Terminó el choque y me vine aquí a escribir con una sonrisa en el rostro porque hoy Yangel Herrera nos dio una satisfacción tremenda.

Es difícil ver a un futbolista venezolano crecer sin parar desde muy joven. Quienes hemos seguido con cuidado su hoja de ruta desde que era un chamito, podemos dar fe que su evolución ha sido sostenida e indetenible. Terminó la temporada pasada hace pocos días siendo uno de los protagonistas de la primera clasificación en la historia de su Granada y hoy, en su vuelta después de vacaciones ante el Athletic de Bilbao, dictó cátedra y mostró nuevas facetas. Quizá no las mostró, corrijo: las confirmó.

El gol para el 1-0 y guiar la victoria del equipo nazarí es el resultado de todo el caudal de funciones que ofrece la composición de un futbolista total. Desde hace tiempo dije que era el prototipo del jugador venezolano del futuro y cada vez que puede, así lo valida. Hoy repartió varias tarjetas de presentación y en cada una se leía un rol distinto: recuperador en una, cabeceador en otra, volante con salida decía otra, extremo en relevo, líder la última.

El abanico de opciones vino también sustentado por la compañía de un nuevo hombre en el equipo como Luis Milla. El venido del Tenerife resulta ser el compañero ideal para Yangel, porque entre ambos tienen un despliegue de salida que hace más fuerte al Granada de la mitad hacia adelante. Que los dos goles hayan sido hechos por ambos, habla de lo bien que se juntan en la mitad los muchachos de Diego Martínez para ir sin complejos a poblar la zona de ataque.

La labor de Yangel Herrera

Sin chovinismo ni nacionalismos burdos, lo del venezolano ante el Bilbao fue de un futbolista élite, apareciendo en todos lados, sabiendo manejar una amonestación de madrugada, saliendo desde el fondo, atacando, conduciendo los tiempos. Dos goles, ambos de cabeza, uno anulado y otro anotado, el saldo de una presentación que rayó en la perfección.

Como bien dijo Edgardo Broner, para una selección de Venezuela que tiene tanto tiempo sin trabajo, la pelota parada será fundamental en aprovechar las ocasiones que tenga un cuadro poco rodado y Herrera levanta el brazo, como siempre, interviniendo para decir que si necesitan a alguien que rescate yendo bien por arriba en el juego ofensivo, cuenten con él.

Yangel nunca se ha detenido en su carrera. Ni el maldito COVID-19 pudo con él. A los días del alta médica ya estaba activo y jugándole un partidazo al Real Madrid. Unas cortitas vacaciones con su novia y a meterle la cabeza al posible fichaje por el Valencia, que con su grave situación institucional parece haber sido lo mejor que pudo pasarle al ex Monagas: quedarse en el sur de España y seguir creciendo en un equipo donde lo valoran, lo quieren, lo respaldan, lo consienten y le dan el protagonismo para que no pare en su camino a llegar a un club élite. Sigo creyendo que ya él es un jugador élite en un club modesto.

Valió la pena no ver el Liverpool 4-3 Leeds United.

No dejas de alegrarme los días, Yangel.

1 Comment

  1. Gracias, Muchísimas gracias de verdad, con todo lo que has escrito, describe la verdadera sensacion y la felicidad que trasmite yangel, la verdad me emociona cuando a un futbolista venezolano sale de lo común. Gracias nuevamente creo que me siento como tu simplemente ilusionado y feliz.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: