viernes, septiembre 30, 2022
ColumnasLa Vinotinto

La Vinotinto vuelve a iniciar sesión

José Néstor Pékerman y su cuerpo técnico
José Néstor Pékerman y su cuerpo técnico
502views

La expectativa que genera cada comienzo de ciclo en la Vinotinto es inevitable, pero esta vez el equipo nacional y todo su entorno tienen otros retos, además de los deportivos, para poder cumplir con el objetivo propuesto desde hace años: clasificar a una Copa del Mundo.

Durante los últimos meses hemos visto cómo la selección fue perdiéndose camino a Qatar 2022.

El control de daños va más allá de una derrota o la posición en la tabla. Han sido dos años con turbulencias dirigenciales; un proceso de José Peseiro que sufrió contratiempos de toda índole y no pudimos terminar de ver su obra. Leo González tampoco pudo navegar en aguas tranquilas para buscar mejores resultados.

Todo esto nos dejó a una Vinotinto fatigada.

Incluso el fanático, que después de ver la foto completa de todo lo que rodea al conjunto venezolano también llegó a sentir esa pérdida de conexión. Sin duda la marca también necesita volver a su sitial de honor.

Jorge Giménez y José Néstor Pékerman
Jorge Giménez y José Néstor Pékerman

Ahora llega el turno de José Pékerman, el entrenador con mejor currículum que ha tenido Venezuela, y una capacidad comprobada para guiar procesos de selecciones. El argentino asume el reto de brindarle salud al proceso, comenzar a trabajar en función de dejar atrás la inestabilidad y definir con quiénes cuenta para ir construyendo los andamios de su obra camino a 2026.

Pero tampoco debe ser visto como un salvador porque, precisamente, es un proceso que requiere del compromiso y el buen trabajo a distintos niveles.

El fútbol nacional y la FVF deben ofrecer contextos que acompañen ese crecimiento. Su aterrizaje en el fútbol venezolano debe ser la oportunidad para subir el nivel en todos los ámbitos que van desde lo deportivo y lo estructural para la sostenibilidad del proceso.

El efecto inmediato luego de su primera convocatoria fue el contagio de entusiasmo de los jugadores, aficionados, medios de comunicación, incluso algunos jugadores que por una u otra razón ya no pusieron excusas al llamado Vinotinto.

Venezuela vuelve a iniciar sesión y necesita ordenar todos los factores para comenzar a cambiar el algoritmo y ver un timeline más cercano a la clasificación del Mundial, donde la fe sea un acompañante y no el único sustento.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: