miércoles, octubre 28, 2020
Columnas

Bienvenido al país Corinthians

Rómulo Otero
139views

“Es un sueño haber llegado a este club”, fue una de las primeras frases que dijo, en un muy buen portugués, Rómulo Otero al aterrizar en Sao Paulo para alistarse al Corinthians.

El gigantesco club brasilero reúne a más de un millón de personas cada año en su estadio y cuenta con casi 25 millones de seguidores en sus redes sociales y, según el Instituto de Estadística de Brasil (IGBE), con 33 millones de aficionados repartidos por todo Brasil.

Otero, que cumple ya cuatro años en Brasil, ha dado el primer paso para ganarse el corazón de su nueva afición con ese detalle de hablarle en portugués.

Fanáticos del Corinthians

No le costará mucho borrar el recuerdo que dejó en la Arena Corinthians en 2017, cuando tomó la bola desde la derecha, dejó sentado en el piso a dos rivales hasta que lo frenaron con una falta. Aquella pelota parada terminó en el fondo de la red y con Otero dando volteretas entre silbidos de los que ahora le animarán.

Los 33 millones de aficionados que ahora estarán de su lado le servirían para ganar una elección presidencial en cualquier país de Latinoamérica.

En el caso que decidieran independizarse, Corinthians entraría dentro de los 50 países más poblados del planeta. Con semejante apoyo popular, el club es una de las marcas más valiosas de Brasil y un gran negocio que genera más de cien millones de dólares al año según Forbes.

El camino de Rómulo Otero hacia el Corinthians

En medio de esa estructura multitudinaria, un venezolano de El Tigre, con una historia de superación fantástica detrás intentará hacerse figura.

Su relato daría para una película: perdió a su padre a los tres años, y creció con su segundo padre hasta que a los 15 años decidió dejar su casa para comenzar a forjar su carrera en Caracas.

Luego de hacer escala en Talcahuano, Belo Horizonte y la Meca, Otero aterriza en Sao Paulo para liderar un club que es casi del tamaño de un país.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: