lunes, abril 12, 2021
ColumnasPrimera División

Realidades inocultables

Deportivo La Guaira, campeón del Futve.
Deportivo La Guaira, campeón del Futve.
415views

En días recientes, el presidente de la LigaFutVE, Akram Almatni, expresó algunas ideas en Twitter en las que exponía sus ideas en torno a lo que ha sido el desempeño del campeonato del fútbol profesional en Venezuela recientemente.

A todas luces reaccionario por las críticas, Almatni expresa en su cuenta privada verdades, realidades que no se pueden negar y que seguramente alguien con intenciones oscuras ha querido menospreciar. Acusa a quienes critican de ser generadores de una “campaña sin precedentes para demeritar todos los logros obtenidos”.

Expone cuales, según su criterio, son los aspectos positivos: más futbolistas jugando en el extranjero, más transmisiones de televisión de los partidos del campeonato local, más organización, más transparencia y más presencia de entrenadores jóvenes.

Comparto en un sentido todo lo que él dice. Sobre la transparencia y organización, no me atrevo a debatir porque no tengo acceso a los manejos administrativos, financieros y organizativos que tiene la LigaFutVE. Sí puedo decir que es loable que hayan podido llevar adelante un campeonato clasificatorio para competencias internacionales como el recientemente finalizado Torneo Normalización: parecía increíble, en medio de la crisis sanitaria y económica, lograrlo, y se pudo.

La televisación de prácticamente todos los partidos del torneo en TV nacional (cuando las cadenas y los mensajes proselitistas en la campaña política por la Asamblea Nacional lo permitían) fue algo realmente destacable, un logro trascendental. Agrego, además, la misma transmisión de esos encuentros por el canal oficial de YouTube, algo que permitió que quienes tuviéramos una conexión buena y luz eléctrica, pudiéramos disfrutar de todos los encuentros.

Aplaudo enormemente la aparición de entrenadores de nuevo cuño, de nuevos futbolistas muy jóvenes que despuntan a muy alto nivel en la competencia local. Yo le agregaría a su tuit, esa excelente idea de sumar un futbolista de la norma más (dos en total) a la obligatoriedad de utilizarlo en el once inicial. Tuvimos la oportunidad de descubrir la nueva hornada de la cantera de los clubes venezolanos.

 

Las cosas a mejorar en la LigaFutVE

Sin embargo, hay aspectos que están detrás de esta realidad positiva que merecen ser atendidos. No por el hecho de resaltarlos quiere decir que se haga una campaña mediática en contra de la LigaFutVE y sus protagonistas. No tengo mayor interés que me motive a escribir que el hecho de que nuestro fútbol progrese, porque por él he apostado desde mi infancia y además desde hace unos años se ha convertido en el motor de mi sustento de vida.

El éxodo masivo de futbolistas venezolanos al exterior, mayoritariamente a torneos como el colombiano o chileno, no obedece exclusivamente al gran nivel que exhibe nuestro jugador. La crisis económica de Venezuela, en la que ya ni los mecenas que hace unos diez años aparecieron para salvar con sus bolsillos a los equipos del país pueden sostener sus nóminas, alcanzó al fútbol, ése que vivía en una burbuja frente a la caída del poder adquisitivo de sus paisanos trabajadores.

Hoy día el futbolista criollo comienza a vivir la realidad: no hay plata para mantener salarios onerosos, ni siquiera para financiar mínimamente el funcionamiento administrativo de una institución (a ello se deben las ausencias de equipos como Lala y Zulia en el pasado campeonato y anteriormente Anzoátegui). Hoy día hay equipos en venta, la carga de deudas salariales enorme y el riesgo de que varias instituciones no puedan competir en 2021.

Deportivo Táchira.
Deportivo Táchira.

En ese escenario, el futbolista se va del país aceptando ofertas en muchísimos casos pírricas, que le permitan asegurarse un sustento seguro que en su país no puede obtener, misma lógica que ha provocado la emigración de millones de compatriotas durante los últimos años. Esos profesionales que tuvieron que salir del país para lograr algún ingreso, le ha tocado ahora al futbolista.

Nadie duda del talento y del crecimiento indetenible de nuestros jugadores. Son ellos la pieza de la estructura del fútbol venezolano que no ha parado de despuntar, pero también es evidente que el campeonato se debilitó porque muchas salidas no son por sus condiciones sino por las necesidades que abordan.

Preparémonos a tener una liga en la que el protagonismo lo tenga el futbolista joven. Si la adaptabilidad a la crisis es manejada con criterio por las distintas instituciones, esto será posible, siempre y cuando no se sacrifiquen los compromisos con quienes forman parte de una organización futbolística. Sabíamos que sería muy costoso a futuro (no solo económicamente) para nuestro campeonato que aquí hace cinco años se pagaran salarios de hasta 25.000 dólares mensuales por un solo futbolista. No había que tener un phD en economía y finanzas para descubrir que ese despilfarro se pagaría caro en un tiempo no muy lejano, que es hoy.

No es ninguna campaña, es una realidad que hay que atender y que no se puede ocultar.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: