martes, diciembre 6, 2022
EntrevistasPrimera División

Ortiz y Ocanto: Amigos y rivales que vuelven a coincidir

Charlis Ortiz y Aquiles Ocanto. Fotos: Metropolitanos y Monagas SC
Charlis Ortiz y Aquiles Ocanto. Fotos: Metropolitanos y Monagas SC
229views

El 15 de diciembre de 2020, ya entrada la noche, un hombre alto corría a toda velocidad, tras dominar un balón con el pecho. Lo perseguían dos de camisa amarilla y negra. La escampada, era una mitad del estadio valenciano Misael Delgado, la cual recorrió a una gran velocidad y en el momento que sus perseguidores parecían alcanzarle, soltó un chut glorioso que gritaron unas pocas voces presentes.

Fue el 2-0 del Deportivo La Guaira, que llegó al minuto 76 y fue suficiente para vencer al Deportivo Táchira en la final de la temporada 2020, en un estadio con aforo limitado por la pandemia del Covid-19. Fue un grito de desahogo, pues, al igual que todos los equipos, los naranjas, estuvieron meses encerrados en una burbuja sanitaria y solo ellos, pudieron celebrar el título, su primera estrella.

Charlis Ortiz y Aquiles Ocanto en Deportivo La Guaira. Foto: Deportivo La Guaira
Charlis Ortiz y Aquiles Ocanto en Deportivo La Guaira. Foto: Deportivo La Guaira

Ese equipo tenía una dupla ofensiva de feroz rendimiento: Charlis Ortiz, que terminó con cinco goles y Aquiles Ocanto (titular en aquel juego), que en esa campaña reducida por el coronavirus celebró ocho dianas. Ambos tiraron del carro litoralense y lo llevaron a buen puerto.

Hoy, Ortiz y Ocanto, dos años después y vicisitudes de por medio, se vuelven a encontrar en una final, pero en aceras opuestas. Charlis es el goleador de Metropolitanos, con nueve tantos, mientras que Aquiles, cuenta trece con Monagas. Solo uno de ellos quedará campeón este domingo.

En esta semana de preparación, ambos recordaron esa infinita concentración casi en las afueras de Valencia, donde Deportivo La Guaira alquiló una quinta en la que todo el plantel permaneció encerrado por semanas. Esa “casota” debía tener todos los atributos para mantener mentalmente sanos a sus futbolistas en el encierro. Y tanto Ortiz como Ocanto encontraron desahogo en otro deporte.

Deportivo La Guaira
Deportivo La Guaira

“Las anécdotas eran jugando basket, hay muchos recuerdos porque ahí apostábamos en las partidas y ‘Chino’ es todo un personaje”, dispara primero Ortiz. “Nos tocó duro en la encerrona”, agregó.

De su rival del domingo, dijo que “es un tipo al que le gusta competir, tenemos algo en común, que nos gusta que nuestros equipos estén arriba”. Y eso influía en las partidas de baloncesto.

“Eran unas caimanas muy buenas”, aparece Ocanto. “Él es alto, es bastante bueno y esas caimanas se ponían muy buenas, buenas esas partidas”, recuerda con cierto cariño

“Ese Deportivo La Guaira estuvo muy unido por la pandemia. Éramos gente de experiencia con chamos jóvenes talentosos. Y Charlis es un extraordinario delantero, muy completo, la gente decía que éramos la mejor delantera del país y quedar campeones lo confirmó”.

 

Pausas y coincidencias

Después de ese título, tanto la carrera de Ortiz como la de Ocanto tuvieron momentos de inflexión, aunque no de forma simultánea. Quien más sufrió fue Charlis a finales de 2021.

“El Tigre” tuvo un incidente con una persona mayor que trabajaba de vigilante. El caso se hizo público y las redes se cebaron con el atacante.

“El último año fue muy duro, ha sido muy fuerte lo que viví a nivel familiar, a nivel personal. Fue fuerte, fue duro. Hubo un momento en el que quería abandonar, hubo críticas de todos lados, jueces detrás de un teclado… al final era justo por la forma indebida en la reaccioné. Ha sido duro, de las gradas te gritan ‘malandro’, la gente lo que hace es repetir. Los que me mantuvieron de pie fueron mi señora, mi familia, que estuvo ese día en diciembre y me empujo a seguir jugando, ellos saben lo que verdaderamente ocurrió”.

Charlis Ortiz. Foto: Metropolitanos
Charlis Ortiz. Foto: Metropolitanos

Ortiz, arropado por su familia y con un voto de confianza de Metropolitanos cuando buena parte de los clubes le dieron la espalda por lo ocurrido, retribuyó con creces: Empezó como un delantero sustituto de garantías y le fue tan bien anotando desde el banquillo que terminó siendo el nueve titular.

Al preguntarle por su excompañero y rival, si considera que hay algún punto coincidente, argumenta: “Son procesos similares, pero no parecidos. Él salió de La Guaira y jugó fútbol sala, donde le fue bien. Él es un competidor insaciable y por eso está donde está. No seremos los mejores amigos, pero siempre hablamos, estamos en contacto. Y le dejamos una estrella a La Guaira, que eso vale mucho”.

Lo de Ocanto sorprendió a muchos. Luego de tener éxito en 2020 y ganar la estrella naranja como una de las figuras protagónicas, en el arranque de 2021 apenas jugó nueve partidos (incluyendo Libertadores) y se marchó de La Guaira en mayo. Reapareció en octubre de ese año pero en el futsal, con el Titanes de Lara. Muchos, dudaban que pudiera regresar de buena forma al fútbol campo luego de tantos meses sin ritmo profesional.

“Yo quedé libre con La Guaira, no llegamos a un acuerdo. Tenía la certeza de que iba a firmar con otro equipo, estaba entrenando con Gran Valencia. A lo último, no se dio. Y opté por el fútbol sala, como quien dice, para mantenerme entrenando. Hay bastantes jóvenes que son muy rápidos, es una liga muy avanzada y tenía la certeza de que iba a volver al fútbol”.

 

El último round

Al igual que Metropolitanos con el “Tigre”, el Monagas de Jhonny Ferreira apostó fuerte por Ocanto y respondió con goles importantes y hasta estéticamente memorables. Ferreira es un estratega que se ha caracterizado por tomar jugadores que en otros equipos no son protagonistas y potenciarlos al punto de hacerlos figuras de los torneos.

“Es un técnico que da mucha confianza a sus jugadores, los potencia y todos respondemos en la cancha. Hoy puedo decir que somos la mejor ofensiva del país”, agrega. “El profe armó un buen grupo, es una nómina amplia”.

El pique ya se siente. En una publicación de Conexión Goleadora, se invitaba a la gente a votar entre Ortiz y Ocanto. “El Tigre” le lanzó: “ha (sic) galllina” a su excompañero.

De hecho, en redes sociales, Monagas, cuando se refiere a Ocanto usa el emoji de una gallina. “Así le digo a la gente cercana, que es amiga. ¿Qué pasó gallina? Si te digo gallina o me dice gallina es de confianza”.

Ortiz visualiza una final bien cerrada: “Nuestra fortaleza (en Metro) es saber que todos somos importantes. Nos propusimos estar en el G-4, lo logramos; luego ir a la final y se consiguió y ahora ir por la estrella, que no será fácil. Todos somos obreros, no hay figuras. Las figuras aquí son el utilero, el conductor, los médicos…”.

Aquiles Ocanto. Foto: Monagas SC
Aquiles Ocanto. Foto: Monagas SC

“Metropolitanos tiene buenos jugadores, tienen experiencia. Va a ser bonito”, agregó Ocanto.

“El Chino” y “El Tigre” tienen para escribir otra página anecdótica en sus vidas este domingo. En unos años, seguramente coincidirán y ya alejados del fútbol, tendrán mucho para revivir entre risas. En tiempo muy presente, en la actualidad más palpable, hoy rivalizan amistosamente porque solo uno puede ser campeón del 2022.

Deja un comentario

Alfredo Coronis
Periodista y Locutor deportivo, especialista en Marketing.
A %d blogueros les gusta esto: