miércoles, octubre 27, 2021
Análisis de la VinotintoColumnasCopa AméricaLa Vinotinto

José Peseiro y sus espartanos de la Vinotinto

La Vinotinto en su entrada al Mané Garrincha, por la Copa América.
384views

La historia de Leonidas y sus 300 espartanos no tenía un final feliz. Sabían que iban al matadero, y la única alternativa era resistir, estoicos, para impedir que sucediera pronto. La Vinotinto aguantó con estoicismo, en un panorama que pintaba para un escenario peor.

El 3-0, por el contexto, suena corto. Pero visto el trámite del partido, Venezuela frustró los ataques de Brasil por su área de influencia más fuerte, el centro, y sus dos primeras dianas llegan en errores puntuales, en jugadas a balón parado. Pudo quedar en dos y no pasaba nada.

Luego, hay rendimientos individuales superlativos, como el de José “Brujo” Martínez, cuya personalidad para machacar a Neymar en el primer tiempo fue encomiable, y el trabajo de sacrificio y entrega de Alexander González y Fernando Aristeguieta. Cristian Cásseres Jr. pasa con nota alta también.

José Andrés Martínez, una de las figuras emergentes de la Vinotinto
José Andrés Martínez, una de las figuras emergentes de la Vinotinto

Venezuela tuvo tres debutantes en su once (Yohan Cumana, Francisco La Mantía y Adrián Martínez), al tiempo que Bernaldo Manzano y el “Brujo” apenas iban a su quinta y segunda aparición como internacionales. Cásseres todavía no suma diez. Muchísima juventud. Mucha personalidad para plantarse cómo lo hicieron.

El bloque cerrado que planteó José Peseiro, con cinco y cuatro, bien cortos, hizo que Brasil abriera su juego a las bandas, y perdiera peligrosidad por el centro. El portugués, con lo que había, pensó un plan para competir y el equipo le respondió, una vez más, más allá del resultado.

El “Brujo” Martínez dijo al terminar el partido: “No pierdan la fe en nosotros, que esto no es de cómo se comienza, sino de cómo se termina”. Con más profundidad y algunas incorporaciones entre lesionados (Yangel Herrera, Yeferson Soteldo) y asintomáticos que sanarán (Josef Martínez), Venezuela debe mejorar.

La historia de Leonidas y sus 300 terminó con un montón de bajas, pero con Esparta ayudando a Grecia a ganar la guerra ante los persas. Al final del camino, no es cómo se empieza, sino cómo se termina. Veremos cómo rearma Peseiro su esquema, qué puede sacar Venezuela más adelante.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: