sábado, octubre 16, 2021
Análisis de la VinotintoColumnasEliminatoriasLa Vinotinto

Venezuela y la recuperación de la confianza

Venezuela Uruguay
304views

Dado el contexto y aunque Catar se vea lejos, Venezuela jugó un buen partido en Caracas. Fue mejor en el primer tiempo, llegó a adelantarse con el gol de Josef Martínez (bien anulado), redujo a Uruguay y tuvo las más claras. Desde el orden, fue ganando confianza con la pelota.

José Peseiro optó por la línea de tres (en defensa, línea de cinco) para darle vuelo al equipo por afuera con Alexander González y Roberto Rosales. Los volantes externos (Rómulo Otero y Jefferson Savarino) a pierna cambiada, complementaban la intención. El gol frustrado permitió creer y generar opciones.

Josef Martínez
Josef Martínez

El segundo tiempo fue de control. El duelo con la Celeste tuvo las características de otros partidos entre ambos jugados en Venezuela. Siempre parejos, aunque esta vez con menos recursos para armar la formación. A Uruguay no le sobró juego ni opciones. Hasta que movió el banco.

Las entradas de Nicolás de la Cruz y Matías Viña mejoraron al visitante. La reacción de Peseiro llegó después de una gran intervención de Joel Graterol y un frentazo de Viña que se fue sobre el travesaño. Fueron los momentos de mayor angustia y riesgo.

Los cambios venezolanos fueron para revitalizar los costados y ponerle freno a Uruguay. Aunque laterales nominales (Rolf Feltscher y Luis Mago sustituyeron a González y Rosales), la Vinotinto llegó a armar una línea de cinco centrales. Cristian Cásseres y Richard Celis completaron el rearmado para no sufrir.

Destacado partido de Nahuel Ferraresi a quien no le pesó la responsabilidad del debut en Eliminatorias. Es sobrio, va bien por arriba y su salida de balón es una promesa desde donde construir una selección con otras intenciones y registros. Pocos puntos flacos, aunque lo que se realce pase por el orden. No es poca cosa.

Peseiro debe comenzar a edificar un equipo que se acerque más a su idea de juego. Ya sabe con lo que cuenta y la recuperación de los ausentes: para la Copa América de Brasil, debería darle el tiempo necesario para trabajar sobre las bases de su ideario. El margen ya es mínimo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: