miércoles, octubre 28, 2020
Columnas

El invierno más cálido

Fanáticos venezolanos en la Copa América Argentina 2011
MENDOZA, ARGENTINA - JULY 20: Venezuela´s fans cheer to their team during a semi final match between Paraguay and Venezuela at Malvinas Argentinas Stadium on July 20, 2011 in Mendoza, Argentina. (Photo by Max Montecinos/LatinContent via Getty Images)
240views

Salta se convirtió en una ciudad amiga en la Copa de 2011. En las peñas musicales, entre empanadas y vino tinto, sonaban las zambas de la zona. La expedición nacional pareció inspirada en Añoralgias, una zamba de los geniales Les Luthiers. En ella el típico tema de reencontrarse con su pueblo se altera con los más variados fenómenos meteorológicos desfavorables.

Entre gorros, bufandas, chaquetas y guantes sonaba un acento caribeño en los estadios argentinos. El clima desconocido no alteraba el buen humor y el optimismo. La vieja costumbre de debutar ante Brasil encontró un público favorable en el estadio Único de La Plata y la satisfacción única de un buen empate.

Venezuela en la Copa América 2011

Por las cenizas del volcán Puyehue desparramadas desde Chile, llegar a Salta resultó una odisea por los vuelos cancelados. La Copa trajo miles de kilómetros inesperados por tierra, mientras la Selección se fortalecía, con piedras en el camino de los medios y resultados para llegar lejos. El 3 a 3 con Paraguay fue marcando un destino diferente en cada grito de gol. Y fue San Juan, con los máximos abrigos en un estadio vestido de Chile, silenciado con el triunfo que significó el lugar más importante logrado en el continente.

Aunque después se dejara escapar la posibilidad más cercana de ir a un Mundial, Argentina 2011 marcó un hito. Mientras la zamba de Les Luthiers proclama que jamás regresarían a ese pueblo, ojalá el fútbol vinotinto vuelva a vivir momentos así y mejores.

*Edgardo Broner es periodista y profesor argentino, maestro de maestros del periodismo deportivo en Venezuela. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: