martes, agosto 16, 2022
Copa Sudamericana

Táchira 0-1 Independiente del Valle: La urgencia del gol

Yerson Ronaldo Chacón en la derrota de Táchira 1-0 ante Independiente del Valle
Yerson Ronaldo Chacón en la derrota de Táchira 1-0 ante Independiente del Valle
283views

Una sensación de frustración acompañó la salida del público de Pueblo Nuevo. Ya van tres partidos en los que Deportivo Táchira no marca goles y en el de anoche era vital hacerlo. Un 0-1 tan injusto como real.

Táchira se estrelló contra el orden de un equipo que juega bajo una filosofía clara desde hace ya rato. Más allá de las libertades que pueda permitir a los rivales cediéndole la pelota, Independiente del Valle es un equipo con mucho tiempo de trabajo y en el que no se cambia nada. Aprovecharon un gol tempranero y lo usufructuaron hasta el final, incluso cuando se quedaron con 10 futbolistas en la cancha. El 1-6-3, de seis centrales y tres mediocampistas, resultó por un buen rato indescifrable para los de Pallarés.

Volver a ver a Cova como enganche era la mejor noticia, amén del regreso de Garcés a la primera línea de volantes. Sin embargo, de los cinco últimos compromisos, este de Cuartos de Final de Sudamericana fue en el que se vio una versión más confusa del aurinegro que si bien dominó las situaciones de partido, le costó Dios y su ayuda poder encontrar un espacio para hacer daño a los ecuatorianos.

Entre Cova y Chacón, Táchira trató de empujar. Cuando expulsaron a Ayoví, Pallarés lanzó a Farías a la cancha a ver si ganaba tamaño en los centros, pero poco pudo hacer si el propio cuadro ecuatoriano lo sabía repeler. Muy trabajado el equipo modelo del continente.

Robert Hernández en la derrota del Táchira 1-0 ante Independiente del Valle
Robert Hernández en la derrota del Táchira 1-0 ante Independiente del Valle

El gol anulado a Ariano completó la sensación de injusticia: el gol de Angulo pareció una falta contra Varela y ni rastros de activación del VAR, que sí funcionó para encontrar el mechón de pelo más largo en la posición adelantada. Una pena tremenda.

Lo que sí es cierto es que Pueblo Nuevo volvió a vibrar con su equipo. Nos fuimos caminando desde el Hotel El Castillo donde estamos hospedados hasta el estadio porque el tráfico era infernal para poder hacerlo en vehículo. San Cristóbal se tiñó de banderas y camisetas aurinegras, el estadio retumbó con cada “¡Uy!”  en las jugadas de peligro. La gente cantó, aplaudió, apoyó. La hermosa y gigante bandera de Venezuela fue una respuesta al que pretende ofender al tachirense: el Aurinegro es el país en el continente.

La fiesta merecía otro final. Esa desazón aumentó cuando “Minino” Flores salió lesionado, ayudado por sus compañeros. Una baja muy sensible en una zona muy golpeada en los últimos días para Táchira: la primera línea de volantes.

Viene viaje a Barinas para enfrentar a Zamora y luego Quito. Táchira necesita encontrar el camino del gol si quiere trascender en Sudamericana y mantenerse en el G4.

Deja un comentario

Carlos Domingues
Narrador de fútbol de la Liga Futve, voz de Bswingoficial, columnista de El Estímulo e Idioma Futve, animador de Gatorade Vzla e Hipereventos, podcaster de Crónicas de Ares.
A %d blogueros les gusta esto: