sábado, mayo 28, 2022
Análisis de la VinotintoEliminatoriasLa Vinotinto

Otero, de estar relegado a ser el primer motor de Pékerman

Rómulo Otero - Foto FVF
Rómulo Otero - Foto FVF
285views

En la web de ESPN en agosto del año pasado titularon una nota de forma impactante: “Rómulo Otero, con contrato de 15 mdp (millones de pesos) anuales, juega en la Sub-20 de Cruz Azul”.

Propiedad del Atlético Mineiro, Otero estuvo la primera mitad del año 2021 en el Corinthians, uno de los cuadros más populares y potentes de Brasil. Luego, en agosto, se muda a México para enrolarse en el Cruz Azul. Según Transfermarkt, el oriental llegó libre cuando su ficha valía 2.6 millones de dólares. Se enfundó con la camiseta “10”. Todo un suceso.

Rómulo Otero.
Rómulo Otero.

Sin embargo, el remate de año fue malo para el vinotinto. Pocas oportunidades de juego, al punto, que fue enviado con la reserva (sub-20) del equipo, hecho que provocó el titular tendencioso de ESPN México.

En el video de presentación, se mostraron sus mejores jugadas y una buena capacidad de disparo a pelota quieta, algo que le está costando a la Máquina Cementera”, analizaba Bola Vip cuando fue presentado.

Según la prensa que cubre a Cruz Azul, a Otero le costó adaptarse a la altura de Ciudad de México (más Inconvenientes con su visa de trabajo y espera por el pase internacional y las lesiones como otros factores), por lo que el venezolano fue llevado con mucha calma por la directiva cementera. Su 2021 en suelo azteca terminó en 42 minutos dividido en tres partidos en la máxima categoría.

 

La pretemporada

En medio de la pretemporada para el Clausura 2022, Rómulo Otero se casó con su novia Jéssica Assunção y contrajo nupcias en Brasil. Esto, en medio de los trabajos de preparación de Cruz Azul. Su salida se rumoraba.

No ocurrió. Otero, a pesar de todo, contaba para el técnico peruano Juan Reynoso. El primer paso para su retorno era ser el volante/enganche revulsivo y ofensivo para rematar los partidos. En los amistosos de pretemporada, entró en los complementos y no desentonó. Más bien, despertó elogios.

mediocampistas venezuela
Rómulo Otero.

En lo que va de 2022, Reynoso no ha cambiado esquema, el que mayoritariamente usó en 2021:4-2-3-1, con un enganche. Carlos Rodríguez y Luis Mendoza se han repartido el rol como titulares, pero la media hora final de los tres partidos la ha disputado Otero, de buena forma, destacando entre otras cosas una efectividad de 87% en los pases y un pase clave por partido.

Pékerman, como ha sido detallado acá, en sus procesos ha destacado siempre a un enganche. Juan Román Riquelme, Jame Rodríguez… ¿Quién tomaría el rol en Venezuela?

Entre “Cariaco” González, que tiene buen presente en el Junior de Barranquilla y Otero se debatía la ocupación del rol del “10” más puro. “Cariaco”, por lesión, no contó para el primer juego.

Entonces, era la oportunidad, sí o sí, de Otero. De demostrarle al nuevo técnico su valía y de también, enviar un mensaje a Cruz Azul.

Otero, manejó el juego ofensivo. Su aporte fue tan buen, que entró en el once ideal de Conmebol de la fecha.

Más allá de la “locura” de atinar 94.4 % de los pases correctos y soltar una asistencia, Otero potenció a sus compañeros en los extremos, Machís y Soteldo a hacer el equipo más ancho, más amplio. Casi no nos acordamos que Bolivia defendió con cinco atrás y valió de poco: “El Escorpión”, con su movilidad, generó suficientes espacios para que entraran los extremos y hasta los laterales, siendo el más beneficiado Salomón Rondón, el afortunado punta que anotó tres goles.

Se repartió por toda la cancha, recuperó pelotas y fue excelente enlace en la transición defensa-ataque, que con Pékerman tuvo más sociedades que en los últimos años. De hecho, una de las metas de José Peseiro era hace un ataque menos directo al contragolpe y con más tenencia y asociación. Otero fue fundamental para hacer cumplir esta premisa que logró José Néstor.

Es muy temprano para decir que alrededor de Otero girará el ataque vinotinto y la generación de juego. Sin embargo, ha sido una buena presentación en el estreno del ilusionante ciclo de Pékerman. Otero, es un jugador con posibilidades ilimitadas. Y ya era hora de una explosión así.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: