domingo, diciembre 5, 2021
ColumnasEliminatoriasLa Vinotinto

Ganar ante Perú: conveniente y necesario

Tomás Rincón y Cristian Cásseres Jr.
Tomás Rincón y Cristian Cásseres Jr.
84views

Hemos escuchado hasta el cansancio las frases: “hay que ganar como sea” así como también, “no importa jugar mal pero ganar” o incluso, la mencionada en su momento por Cesar Farías que acuñaba, “la victoria no tiene sustituto”. Pues bien amigo lector, las tres frases inclusive, aplican para el desafío que tendrá mañana martes 16 a las 5:00 pm nuestra selección contra la selección de Perú.

Porque, si bien es cierto que nuestro presente es para nada alentador, debemos embraguetarnos y defender a capa y espada esos 24 años de imbatibilidad que hemos construido, con sangre, sudor y lágrimas, ante nuestros hermanos peruanos. Atrás quedo ese resultado amargo reciente en Lima, donde errores incomprensibles (como los que se han cometido a lo largo de toda esta eliminatoria) dejaron escapar la posibilidad de puntuar. Atrás también quedo esa derrota sufrida en la pasada Copa América de Brasil, donde nuevamente fuimos víctimas del infortunio y también del oficio de los incaicos.

Más atrás aún están esos dolorosos empates que sufrimos en el camino a Rusia 2018, con la selección peruana viniendo atrás en ambos cotejos y arrancándonos dos victorias, hasta ese momento, bien alcanzadas.

Leo González
Leo González

El partido de este martes se presenta ante Venezuela como una oportunidad para, aunque sea por una tarde, olvidarse de su presente reciente y plantar cara y corazón ante una selección, por ahora superior pero que muchas vimos de tú a tú.

¿Cuántas veces no nos enfrentamos a rivales con mucho más cartel que nuestros hermanos peruanos y logramos vencerlos? Varias. Dirán algunos que nuestro presente es distinto ahora. Es así; pero también es distinto porque tenemos más herramientas; herramientas palpables en un mayor universo de jugadores que poseen una capacidad ya probada para entender el mensaje de un DT que sabe que asistirá a su partido final, del cual querrá despedirse ganando.

Y, como guinda al pastel, marcaría el recibimiento del nuevo director técnico esperado, cuyo nombre parece confirmarse extraoficialmente por allí.

El partido de mañana pinta para olvidarnos de las estadísticas, pinta para creer que podemos ganar y concretarlo, pinta para seguir siendo juez de varias selecciones de la zona y, sobre todo, pinta para que sea el último partido “desordenado” de nuestra selección, previo a la nueva etapa que parece casi comenzar y que esperemos sea, la del despegue definitivo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: