sábado, enero 29, 2022
Primera División

El Caracas FC de Noel Sanvicente, un equipo del mejor autor

Noel Sanvicente
Noel Sanvicente
238views

Pocos equipos en Venezuela tienen un modelo de juego tan reconocido como el Caracas FC de Noel Sanvicente. “Chita” ha confeccionado un equipo fiel a sus principios y conceptos futbolísticos de la mano de un proyecto que tiene muchos años de trabajo encima con los cambios necesarios para adaptarse a los jugadores con los que cuenta en cada torneo.

Los Rojos del Ávila son un equipo de autor y se nota en cada partido que afrontan en todas las instancias de la competición, sin olvidarnos que su creador es el mejor entrenador en la historia del FUTVE y que ha logrado plasmar en la cancha todo lo que ha escrito en su pizarra.

 

El Caracas de Sanvicente, un bloque complicado de romper

Con el 4-2-3-1 como sistema de juego principal, el Caracas FC actual se caracteriza por su organización sin pelota (el equipo menos goleado del Hexagonal final con solo 6 anotaciones en contra) y su poderío ofensivo, que viene de la mano con todos los perfiles individuales que tiene en su plantilla (máximo goleador de la fase final con 20 tantos y una diferencia positiva de 14). Los números son el fiel reflejo de un conjunto que domina cada fase del juego a su manera.

Sin pelota, se organizan en un bloque medio en 4-4-2 con la presencia del volante ofensivo cerca del delantero centro para confeccionar tres líneas bien organizadas para minimizar la capacidad de progresión de su rival por el carril central, con basculaciones organizadas y con movimientos para compensar saltos cortos a presión para no desorganizar la base. Alternan fases de presión alta para limitar la circulación de la pelota del rival, pero no hay dudas de que se sienten mucho más cómodos defendiendo un poco más cerca de su portero, agregando que tienen centrales capaces de dominar dentro del área y un bloque organizado para ganar la segunda pelota para comenzar a atacar.

 

Un ataque agresivo y con mucha movilidad

Y, como todas las fases del juego están relacionadas entre sí, Caracas busca con su bloque defensivo atraer más al rival a su campo para generar espacios para su transición ofensiva, la más poderosa de toda la primera división venezolana. Es una trampa que le ponen al contrincante para forzarlo a tomar más riesgos y exponerse a la calidad individual de las piezas ofensivas avileñas (Samson Akinyoola, Richard Celis, Onsei Bonsu…). A campo abierto es un equipo imparable, agregando que el sistema potencia las sinergias que se construyen a partir del momento en el que tienen la pelota. En muchos momentos de los partidos vemos a los cuatro atacantes juntos atacando por el carril central.

Pero, cuando tiene que proponer con la pelota, no es un equipo negado a tener circulaciones para progresar desde el fondo y posicionarse en campo rival con el objetivo de conectar con sus atacantes para que puedan relacionarse con velocidad al acercarse al arco contrincante. Les gusta atacar con pocos pases con la intención de castigar con velocidad y con mucha gente pisando zona de remate (rupturas al espacios para atacar la línea defensiva adelantada, relaciones cortas para generar superioridades en zonas puntuales…), agregando la llegada de uno de sus volantes centrales desde segunda línea para convertirse en una opción de disparo más. “Cada equipo tiene su forma de ir a presionar arriba y las transiciones rápidas son nuestras virtudes”, afirmó Richard Celis en rueda de prensa después de una pregunta del periodista Javier Semeler.

Caracas FC disputará una nueva final de la Liga FUTVE con Noel Sanvicente a la cabeza y con un modelo de juego que define todos los años de trabajo de su entrenador. Un equipo capaz de minimizar cualquier rival a su expresión más pobre y destrozarlo con todo su poderío ofensivo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: