jueves, mayo 6, 2021
FemeninoVenEx

Deyna, infalible en Finales: gana su primer título con el Atlético de Madrid

Deyna Castellanos.
Deyna Castellanos.
201views

La camerunesa Njoya Ajara fue la verdadera “NJoya de la Corona” de la Final de la Supercopa de España. Una corona futbolística que tan bien lleva Castellanos, la “Deyna” de las finales. El Atleti se valió de una primera parte a velocidad crucero y de una Ludmila en plan estelar para machacar (3-0) al Levante y ganar así su primer título desde la campaña 2018/2019. La venezolana Castellanos, por su parte, sumó su primer trofeo a nivel profesional.

Como ha sido una máxima en su carrera desde su etapa juvenil, Deyna abrió la lata de un partido decisivo, un duelo que a priori parecía muy reñido entre las madrileñas y el cuadro levantino. No sólo es que la maracayera abriera nuevamente el marcador de un triunfo del Atleti esta temporada. Lo suyo en citas cruciales es todo un caso de estudio. Sin duda, tiene que ver con una mentalidad de acero que promete atornillarla en la cúspide del fútbol femenino por muchos años.

Resulta de notorio conocimiento que a Deyna le gusta aparecer en la “chiquita”. Sucede que a la aragüeña le mueven los retos. No se esconde, la pelota no le quema y ejecuta con precisión quirúrgica. Como cuando en la Copa del Mundo de Jordania 2016 clavó un gol desde la mitad de cancha para dejar sin efecto el empate que Camerún había conseguido sobre la hora. Aquella diana imposible cambió el rumbo de una Venezuela que sería Cuarta del Mundo por segundo Mundial al hilo. En términos deportivos, Deyna es, a lo Bruce Willis, una “dura de matar”.

 

Deyna, el faro de los títulos

El partido no tenía dominador claro, cuando Deyna puso el primero en la final disputada en Almería. Corría el minuto 18, cuando la venezolana mandó a la red un pase de Ajara. El centro venía medido hacia atrás. No llevaba tanta fuerza, pero sí la dirección perfecta para la osadía de Deyna, que sin ángulo la puso en el primer palo. Sorprendió a todo el mundo, guardameta incluida. Luego, llegaría el doblete de una Ajara imparable.

Si hablamos de ser decisiva en finales, tenemos que repasar las que disputó con la Vinotinto Sub 17. Uno debe remontarse de nuevo al 2016. Venezuela se midió ante la siempre favorita Brasil por la final del Sudamericano. Un gol de Deyna otorgaba al país su segundo título consecutivo de la categoría.

Dos años más tarde, ya estando en el fútbol universitario de los Estados Unidos, Deyna también comandó la victoria por la mínima de Florida State University ante North Carolina tar Heels en la final del Torneo Nacional. Castellanos se internó por la banda derecha y mandó una asistencia perfecta para que Dallas Dorosy marcara la anotación del campeonato.

Eso sin contar que en las Copas del Mundo Sub 17 Deyna marcó 11 goles para asegurarle a Venezuela dos podios contra todo pronóstico y contra unas cuantas potencias del balompié femenil. Lo mismo aplica para los Campeonatos Sudamericanos, de los que es la máxima goleadora histórica con 14 tantos.

 

Una temporada descomunal

Ya en esta misma Supercopa española, Deyna, que está jugando como mediapunta y que cuenta con total libertad de movimientos en el frente de ataque, había sido decisiva al fabricar el penalti que luego cambiaría por gol la neerlandesa Merel van Dongen. Ante Barcelona, fue 1-1 en el tiempo reglamentario.

Deyna Castellanos.
Deyna Castellanos.

En la tanda de los disparos desde los 11 metros, Castellanos empezó a dibujar el camino triunfal de las “colchoneras”, acertando el segundo remate, luego de que Diallo fallase el primero de las suyas. Nervios de acero y elegancia en el cobro. Deyna se salió del molde de ese historial amargo de Venezuela y los penales.

La temporada 2020/2021 está saliendo a pedir de boca de Deyna. La criolla ya suma 9 goles y siete asistencias por todas las competencias. Marcó en la Liga Iberdrola, en la UEFA Champions League femenina y ahora en la Supercopa española. Un año después de su aterrizaje en España, Castellanos ya se hace notar con el “leitmotiv” que define su naciente, pero exitosa carrera: nacida para ganar.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: