miércoles, octubre 28, 2020
Primera División

Carlos Suárez llegó a Monagas para acompañar a Jhonny Ferreira

Carlos Suárez
63views

La Liga FUTVE es un campeonato de exportación y así lo afirman una treintena de jugadores que salieron al exterior del campeonato tras finalizar la campaña 2019, en la que Caracas Fútbol Club se coronó campeón. Pero, por la puerta de entrada también hubo varios retornos, como el de Carlos Suárez.

Suárez volvió para ser clave de la segunda etapa de Jhonny Ferreira al frente del Monagas Sport Club, uno de los cinco mejores elencos antes de la paralización del torneo.

“Cuando estaba en Chile, vi que Jhonny Ferreira se venía a Monagas y a mi se me acababa el préstamo. Fue la mejor noticia que he podido tener. El Monagas venía pasando por malos momentos y antes de irme lo habíamos dejado en Copa Sudamericana”, recordó vía telefónica el popular ‘Mono’ al departamento de comunicaciones de la Liga FUTVE, desde la capital monaguense.

El mediocampista llegó a Maturín en 2018, luego de cumplir cuatro fructíferas campañas en Carabobo. Durante su ciclo en el “granate” contó con el estratega caraqueño como benefactor de su continuidad deportiva; mientras que él mismo se encargó de traerlo al oriente del país, como un fichaje estelar para un cuadro que recién celebraba su primera estrella.

Luego de un calendario lleno de triunfos, en los que disputó 33 encuentros de la Liga FUTVE y participó en la Copa CONMEBOL Libertadores 2018, el nativo de San Felipe dejó clasificado a los monaguenses a Copa CONMEBOL Sudamericana y partió hacia territorio austral para sumarse un año al Curicó Unido de la Primera División de ese país.

“En Chile el fútbol es más físico, rápido y aguerrido y te da esa experiencia y te enseña a ser más pensante, mucho más en la mitad de la cancha donde no todo es correr, aquí antes era robar la pelota y dársela al primero que veías, ahora puedo pensar”, acotó el volante, el cual además abundó que venirse al país no representaba un retroceso en su carrera.

“Hice mi pretemporada y me fue demasiado excelente para lo que yo pensaba, de 26 partidos solamente me perdí tres (…) muchos me preguntan que porqué con tantos partidos jugados no me quedé, además siendo pieza fundamental del equipo, pero les decía que el fútbol es así”, resaltó el también exintegrante de los “Rojos del Ávila”.

Recalcó que a su llegada desde el sur, es un jugador diferente. “Regresé cambiado totalmente, la ida a Chile me fortaleció tanto mental y futbolísticamente, me enseñó muchísimo. Iba con miedo escénico que nunca había salido y pensar que iba a un club nuevo donde eres extranjero y debes demostrar porque no te conoce nadie”.

Ya de nuevo con la camiseta azulgrana, Carlos Suárez disputó cinco de los seis choques del Monagas y apoyó a ese rendimiento de 12 puntos obtenidos, que permitía ubicarse a los de Ferreira en la cuarta casilla de la tabla de posiciones. Además de estar invictos, con tres lauros e igual número de empates, mientras el futbolista acumulaba 440 minutos en cancha.

“El profesor Jhonny Ferreira armó un grupo bastante honesto y trabajador para lo que queríamos, que era pelear arriba, estábamos dispuestos a terminar lo más alto posible al final de año con este nuevo formato”, resaltó sobre el rendimiento el también internacional con La Vinotinto. “Me lo ha dicho el ‘profe’, que ahora soy más constante, he hecho cosas que antes no hacía”.

Con el timonel capitalino compartió en los tres clubes del FUTVE antes citados, y se conocen desde que apenas era un seleccionado Sub-15 del combinado nacional.

Recobrar el nivel

La zafra se encuentra detenida por los eventos que han acontecido en Venezuela y el mundo. Para el sanfelipeño han sido momentos que sirven para compartir con la familia, más en una profesión en la que transcurre un mayor tiempo fuera de casa que dentro de ella.

“Al Covid-19 lo combatimos estando en casa, son momentos donde uno aprovecha el tiempo para compartir con su familia, ya que como futbolista pasa más tiempo fuera de casa y ahora estamos con nuestros hijos, nuestra familia, hay que valorar eso”, dijo Carlos Suárez, de 28 años de edad.

Eso sí, sabe que como futbolistas, afecta la falta de actividad, aunque reconoce que posee las herramientas para tratar de paliar esa situación. “Yo vivo en una urbanización donde puedo salir a trotar todos los días, hago bicicleta y cualquier ejercicio preventivo, las cosas que nos manda el profesor”, explicó.

En ese sentido, ve difícil que las oncenas de la Liga FUTVE puedan retomar las cosas exactamente en el lugar que las dejaron, por lo que pudiéramos hablar de un nuevo comienzo. “Todos los equipos no vamos a llegar de la misma forma que ya teníamos con cinco o seis fechas encima, en las que teníamos ritmo futbolístico, conocíamos a los rivales, los entrenadores sabían cómo trabajar en la semana”.

Agradece el trabajo no solo del mandamás del conjunto oriental, sino de su cuerpo técnico en general y especialmente de la nutricionista del elenco ya que “es importante. Ahorita no estás quemando tantas calorías y te pones a comer cosas que no son adecuadas vas a llegar con sobrepeso y eso será normal en cualquier equipo”.

Sin embargo, eso no será impedimento para dar lo mejor de sí. “Tenemos que seguir intentándolo, seguir haciendo esto que nos mandan, para no llegar en tan mala forma”, avisó.

La espinita

Rafael Dudamel, exseleccionador nacional, convocó durante su proceso en varias oportunidades a Carlos Suárez, incluida a una Copa América (Centenario, 2016), pero el yaracuyano no alcanzó a ver minutos en dicha, ni en el premundial rumbo a Rusia 2018. Ya sin el exguardameta en el banquillo, espera poder tener su revancha.

“Creo que mi paso por la selección fue bastante gris, uno que nadie conoció solo mi esposa y yo. El trabajo me lo dará, me lo dirá, tengo 28 años y tengo más experiencia en este momento donde puedo ser más cabeza fría”, reseñó el volante, que alegó su juventud para no lograr mantenerse en los llamados.

“En mi primer paso en la selección tenía 23 años y pensaba que ya había ganado todo y era mentira, para estar en la selección tienes que tener los pies bien sobre la tierra, saber en qué lugar estás y donde estás”, dijo el jugador, que está claro que primero, antes de captar la atención del nuevo Director Técnico José Peseiro, debe lograr triunfos importantes en Maturín.

“Primero tengo que pensar en Monagas hoy, trabajar, hacer que ganemos el título y que esté en los puestos de arriba (…) Puedo ser un Messi pero si nosotros vamos de último o mitad de tabla para abajo, no nos van a mirar a los jugadores que estamos aquí”, concluyó un jugador que tiene una deuda pendiente: ganar una estrella en la Liga FUTVE. Carlos Suárez buscará saldar su cuenta pendiente en este el último año de su presente contrato con la entidad azulgrana.

 

Prensa Liga FUTVE

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: