viernes, enero 28, 2022
Primera División

Análisis: Un clásico que definirá buena parte del campeonato

Deportivo Táchira y Caracas FC vuelven a verse en el Clásico de Venezuela
Deportivo Táchira y Caracas FC vuelven a verse en el Clásico de Venezuela
594views

La fecha 7 de la Fase Final dejó las cosas bien claras: el título de campeón de la LIGAFUTVE 2021 estará entre Monagas, Caracas y Táchira. Salvo una hazaña reaccionaria, el escenario está preparado para que el Olímpico albergue una final entre dos de estos tres equipos.

En el trayecto, aparece un clásico de por medio con muchos elementos definitorios. Caracas acumula 14 puntos y Táchira 12, aunque se nota más sólido el equipo de Noel Sanvicente tras haber marcado nueve goles en los últimos dos partidos. La máquina de ataque roja está aceitada y el colectivo vive el mejor momento de toda la temporada, justo en el momento cuando se cuecen las habas.

En frente, Táchira encadena cuatro partidos sin perder con dos victorias y dos empates. Con constantes ausencias por lesión, molestias y sanciones, el aurinegro ha seguido la estela de los líderes sin perderles el paso y llega al clásico con la clave estadística de depender de sí mismos para, en adelante, poder meterse en la final: ganándole a Caracas en Pueblo Nuevo asaltaría uno de los dos lugares de la punta (Monagas juega el domingo a última hora en el Monumental ante Estudiantes).

Deportivo Táchira y Caracas FC vuelven a verse en el Clásico de Venezuela
Deportivo Táchira y Caracas FC vuelven a verse en el Clásico de Venezuela

Para el duelo del domingo y hacer el análisis del cara a cara, el elemento clave pasa por cómo Sanvicente hará frente a la baja de dos futbolistas esenciales en su once que se recita de memoria: ni Edson Castillo ni el ghanés Osei Bonsu podrán estar por sanción de acumulación de tarjetas amarillas. A lo largo de la Fase Final, Sanvicente sólo ha variado el once en Barquisimeto y Maturín y el saldo fue un empate y una derrota. Más allá del resultado, la ausencia de Castillo en aquellas ocasiones por compromisos con la selección, debilitó la zona de recuperación, donde el guayanés tiene un rol fundamental en el rompimiento del juego rival y la gestación del fútbol ofensivo del rojo. Con el permiso de Leo Flores, es Edson Castillo el hombre que le da la sangre para que el corazón del Caracas pueda latir. Y el domingo no estará en Pueblo Nuevo.

Caracas es un equipo fiable. Es sin duda el equipo que mejor juega en el país, pero no le toques los once abridores porque se resiente. La profundidad de plantel es la pata coja y con eso tendrá que batallar Chita en San Cristóbal, aunque si hay alguien que sabe cómo hacer frente a estas situaciones es el propio técnico multicampeón, quien además le tiene la medida tomada a Tolisano en los enfrentamientos entre los más enconados rivales del país. Diego Castillo y Jorge Echeverría se erigen como los posibles sustitutos de Edson Castillo y Osei Bonsu, respectivamente.

Richard Celis
Richard Celis

En Táchira, al contrario, el optimismo es reinante después de sacar adelante un partido que parecía complicarse ante La Guaira. Sin embargo, creo que la clave está en el labrado empate en Maturín: salir vivo del Monumental es mérito de muy pocos equipos y allá pudo empatar el aurinegro. El regreso de Granados, un seguro en el lateral izquierdo, es la nota positiva, amén de la posibilidad de poder recuperar la dupla Colina – Cova para el choque decisivo, una vez sorteadas las molestias físicas de ambos. Y ahí veo la clave de las posibilidades de Táchira: si puede contar con ese tándem en el medio (“Minino” Flores estaría descartado para el domingo), el bloque se solidificará y Tolisano podrá gestionar el partido a partir de la posesión de la pelota: está cantado que Caracas se la va a ceder (y así los avileños son mortales).

No me atrevo a asegurar que por las bajas de Caracas, Táchira se vea superior en el clásico. Para mí hay un elemento que hace mucho peso para equilibrar e igualar las opciones y se llama Noel Sanvicente. Nadie como él para manejar este tipo de partidos.

Una victoria de Táchira lo encumbra: asaltará puestos de final y dependerá de sí mismo para salir de ahí. Una victoria de Caracas dejaría con un motor inservible al caza aurinegro y sería, prácticamente, su sentencia. El empate también le serviría al rojo para mantener la distancia con su rival descontando una fecha más de cara al final de la Fase. Por eso, Tolisano sabe que tiene que ir a ganar el clásico.

Será, sin duda, uno de los clásicos más vibrantes de los últimos tiempos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: