miércoles, abril 21, 2021
ColumnasPrimera División

La Guaira campeón: Cuando un título se gana en 90 minutos

Deportivo La Guaira, campeón del Futve.
Deportivo La Guaira, campeón del Futve.
262views

Las finales no se juegan, se ganan, dicen…

Y así fue. En el partido decisivo, un técnico le ganó el duelo táctico al otro, suficiente para bordar una estrella, la primera, en su camiseta. La camiseta naranja.

En un torneo corto, extenuante y tan atropellado, donde factores extra futbolísticos dieron tanta alarma (y siguen dándola), la final a partido único ameritaba que ambos técnicos planificaran la estrategia que sirviera para, en noventa minutos, inclinar la balanza a favor. Daniel Farías lo supo plantear mejor.

Fue el gol de “Chapa” García sobre el final del primer tiempo el que quebró la paridad táctica. En un hermoso ida y vuelta, un partido digno de una final, fue La Guaira el que aprovechó las tantas ocasiones que habían generado ambos conjuntos. A partir de ahí, la experiencia de Farías pesó para saber plantear el resto del duelo y maniatar a un Táchira que se desesperó luego del 1-0.

La entrada de Koufatty por Zalzman no rindió el fruto que se esperaba. Tolisano confió en las posibilidades de los suyos pero pareció no ser prudente ante un macizo rival que invirtió papeles para ganar el partido: la parranda de chamos asumió el oficio y los experimentados anotaron los goles. Partido perfecto para La Guaira, que en el toma y dame sólo encontró a un pletórico José Contreras el opositor que impidió que el marcador fuera más abultado.

En noventa minutos se marcó la diferencia entre dos equipos que merecidamente llegaron a la final con características muy similares: dos técnicos con ideas similares, planteles que conjugan perfectamente la experiencia con la muchachada y una reconversión de filosofía que se acercó más a la sensatez financiera y a apostar por sembrar juventud para más adelante cosechar recursos.

Táchira se desesperó y lo pagó caro. La Guaira fue más tenaz y luego de comenzar a ganar se vio más seguro que antes. Suficiente para que George Antar y la gerencia naranja que tanta plata han invertido en la institución, vean premiado esto con su primer título absoluto liguero. Gente que ha insistido en el negocio del fútbol y, que pese a las desilusiones, no dejaron el balón a la deriva. Hay seis partidos de Libertadores seguros que servirán para aliviar deudas que pululan. Yo me atrevo a pedir algo: trasciendan, como alguna vez lo hicieron en Copa Sudamericana.

El festejo del Deportivo La Guaira, campeón de Venezuela.
El festejo del Deportivo La Guaira, campeón de Venezuela.

Mérito para los miembros de la gerencia del equipo que rediseñaron un plantel con mucho peso de experiencia en Ocanto, Ortíz, Peña, Santilli, “Chapa” y Arles Flores y una camada extraordinaria de jóvenes con Lugo, Bolívar, Aramburu y compañía como bastiones de exhibición.

Sirva este logro también para enamorar al aficionado. Hace tiempo La Guaira quiere bajar a su ciudad homónima, cosa que seguramente hará que el equipo conecte con su gentilicio y tenga así una masa social que seguramente beneficiará en motivación.

Nota aparte para Daniel Farías. Jamás conocí un técnico en Venezuela que supiera aguantar y tener temple en los peores momentos. Se curtió el pecho antibalas en San Cristóbal precisamente y eso le ha servido para superar los peores ratos en su carrera. Los vivió en La Guaira, donde no desesperó y desde arriba le apoyaron. Él lo paga así, con una estrella y su consecuente clasificación a fase de grupos de Copa Libertadores. Es su segunda estrella y de a poco, su nombre va igualando la relevancia que tiene el apellido de su hermano. Daniel Farías ya no es el hermano de César.

Viven buenos días en el Deportivo La Guaira. ¡Enhorabuena! La estrella ha sido consecuencia de hacer las cosas bien.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: